Conoce a nuestros equipos – Prebenjamín Femenino

Somos las entrenadoras del Prebenjamín femenino, yo me llamo Nerea y estudio relaciones internacionales en inglés, y yo me llamo Claudia y estudio ADE y Turismo. Ambas hemos sido estudiantes de Patrocinio de San José, así como jugadoras durante siete años.

Este es nuestro tercer año de entrenadoras y a pesar de que empezamos juntas este camino en tercero de infantil con el mismo equipo actual mezclado con chicos, en el segundo año nos separaron y cada una tuvo una experiencia distinta con diferentes compañeros. Este año, nos hemos vuelto a encontrar y nos ha hecho mucha ilusión ya que somos mejores amigas de toda la vida, lo que hace que tengamos mucha complicidad a la hora de entrenar.

Desde un primer momento, las niñas mostraban más confianza con Nerea, al haberles tenido tres años seguidos, pero con el tiempo fueron cogiendo confianza con Claudia y actualmente somos todas un equipo muy unido. Son todas muy divertidas y les encanta estar de broma, pero hay veces que no saben distinguir cuando hay que estar serias.

Además, las consideramos unas niñas muy maduras para su edad ya que captan muy bien los ejercicios nuevos que explicamos de categorías superiores porque les gustan asumir retos. Son muy competitivas, les encanta hacer entrenamientos que se basen en puntos y castigos, y cuando están en los partidos salen a ganar. Intentamos que jueguen todas por igual porque les gusta mucho, y más que enseñarles muchas cosas técnicas, preferimos enseñarles poco y bien, además de que sepan jugar en equipo ya que si siguen jugando es los años siguientes, el equipo se convertirá en una familia.

Este año han venido muchas niñas nuevas, por lo que las jugadoras han intentado enseñarles y ayudarles dentro de lo posible para que estuviesen todas a la misma altura y pudiésemos avanzar. A la hora de juego, todas se esfuerzan mucho al defender y son muy luchadoras (a veces más de lo que nos gustaría), a pesar de que de vez en cuando tienen miedo de ir a canasta.

Hemos jugado con equipos superior, donde a veces hemos ganado y otros perdidos, pero nunca nos hemos rendido, y eso también las ha servido para aprender que sin esfuerzo no hay recompensa. Por otra parte, alguna vez hemos sido muy pocas en un partido y aun así han sabido desenvolverse y hacerlo lo mejor posible.

Estamos muy contentas de haber entrenado a este equipo y aunque en general no guste entrenar a escuela, es muy bonito ver como los niños dan su primer bote, su primer pase o juegan su primer partido.

NEREA Y CLAUDIA